Medioambiente

En MSD, respetamos y cuidamos el medioambiente en todo lo que hacemos. Un planeta saludable es esencial para la salud de las personas y reconocemos que el cambio climático podría afectar significativamente a la salud mundial y a la sostenibilidad de nuestro negocio. 

Medioambiente

Sabemos que los recursos del planeta son limitados y que en las próximas décadas la demanda de energía, agua potable y de los recursos naturales van a aumentar sustancialmente debido al crecimiento demográfico y el desarrollo económico. Entendemos que las empresas tienen la responsabilidad de utilizar los recursos de manera prudente y desarrollar innovaciones que permitan proteger y preservar el planeta.

Por eso, en MSD, contamos con una política mundial ante el cambio climático y centramos nuestra Estrategia de Sostenibilidad Ambiental en tres áreas principales:

MSD y el agua

MSD agua

MSD es una compañía comprometida con el respeto al medioambiente y especialmente con el cuidado y protección del agua. Nuestra visión es lograr una gestión sostenible del agua en nuestras operaciones y nuestra cadena de suministro. También es nuestro compromiso reducir el impacto de las enfermedades relacionadas con el agua.

Para alcanzar estos objetivos, en MSD trabajamos teniendo en cuenta cinco compromisos:

  • Comprender y reducir nuestro impacto sobre el agua
  • Informar públicamente sobre el uso que hacemos de este recurso
  • Abogar por una política eficaz
  • Trabajar para hacer frente a las necesidades de acceso a agua potable de las comunidades
  • Fomentar y capacitar a nuestros empleados a ser administradores de agua en el trabajo, en casa y en su entorno

A corto plazo, nuestros objetivos son:

  • Reducir en un 15% nuestro uso del agua en 2015 y en un 25% en 2020.
  • Disminuir los vertidos totales de nitrógeno y fósforo de nuestras fábricas a la superficie del agua en un 10% en 2015 y en un 15% en 2020.
  • Reducir la demanda química de oxígeno del agua vertida en un 15% en 2015 y un 20% para el año 2020.

MSD involucra a sus empleados, cada día, para que sean administradores responsables del agua en el trabajo y en sus propias comunidades mediante la educación y la provisión de herramientas que les ayuden a conservar el agua.