Noticias Corporativas

Los expertos recuerdan a los pacientes diabéticos musulmanes los riesgos de ayunar sin mantener un control estricto de la enfermedad

En España, 1,67 millones de musulmanes1 están llamados a ayunar durante el Ramadán, que este año empieza el 9 de julio y termina el 8 de agosto

  • Teniendo en cuenta la prevalencia de esta enfermedad en España (13,8%), se estima que más de 230.000 musulmanes diabéticos deberán decidir si cumplen con el ayuno que dicta su religión1,2.
  • Por segundo año consecutivo, MSD, con el apoyo de FEDE, ha elaborado los materiales informativos “Las realidades del ayuno durante el Ramadán” (disponibles en www.msd.es/pacientes) para pacientes con diabetes tipo 2.

Madrid, 8 de julio de 2013.

“Los pacientes diabéticos que toman fármacos con capacidad hipoglucemiante, que decidan ayunar y, por tanto, no ingieran alimentos durante horas, pueden sufrir complicaciones agudas como hipoglucemias e hiperglucemias si no mantienen un estricto control de la enfermedad y, en casos extremos, una situación de gravedad que requiera el ingreso hospitalario”. Estos son, según el Dr. Josep Franch, Médico de Familia del Centre de Salut Raval Sud (Barcelona), los principales riesgos a los que se enfrentan los musulmanes diabéticos que decidan cumplir con el ayuno que dicta su religión durante el mes del Ramadán, que este año empieza el 9 de julio y termina el 8 de agosto.

En España, hay algo más de 1.671.000 de musulmanes, siendo Cataluña (448.879), Andalucía (266.421) y la Comunidad de Madrid (249.643) las comunidades autónomas con más población musulmana1. Teniendo en cuenta que, según el estudio Di@bet.es, la prevalencia de la diabetes tipo 2 en la población española mayor de 18 años se sitúa en el 13,8%2, se estima que alrededor de 230.000 personas diabéticas en nuestro país deben decidir si cumplen o no con el ayuno que les impone su religión, asumiendo así los riesgos y la responsabilidad que conlleva1,2.

Como parte de su compromiso con la salud y con el objetivo de ayudar a estos pacientes en la toma y el manejo de esta decisión, la compañía farmacéutica MSD ha elaborado por segundo año consecutivo los materiales “Las realidades del ayuno durante el Ramadán” para personas con diabetes tipo 2, donde se explican los riesgos así como los pasos a seguir para prepararse. Estos materiales, basados en las Recomendaciones para el manejo de la diabetes durante el Ramadán de la Asociación Americana de la Diabetes (ADA), cuentan con el aval de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE).

Una decisión personal consultada con el médico

Aunque se trata de una decisión personal, ésta debe tomarse con el consejo y el apoyo del médico. Según Ángel Cabrera, presidente de FEDE, “con la llegada del Ramadán, las personas musulmanas diabéticas que practican el ayuno deben extremar las precauciones, para no agravar su estado de salud. Pero lo fundamental, antes de nada, es trasladar a su médico su intención de ayunar, para recibir una orientación, ya que cada caso requiere siempre una individualización, sobre todo teniendo en cuenta su tratamiento: si es con insulina, o si es mediante alimentación y antidiabéticos orales”.

En la misma línea se pronuncia el Dr. Franch, quien explica que la evaluación médica previa permitirá dar a cada paciente las pautas personalizadas que le ayudarán a minimizar los riesgos, “aportándole toda la información sobre los fármacos que está tomando, la alimentación que debe seguir y la actividad física que debe realizar” apunta el doctor.

Comer de forma sana y equilibrada es una de las pautas recogidas en el material que se ha desarrollado para pacientes. Así, se recomienda comer alimentos como el trigo, la sémola y las judías durante el Suhoor (la comida antes de que salga el sol y empiece el ayuno)3, ya que se trata de “alimentos que contienen hidratos de carbono de absorción lenta y con alta proporción de fibra, que asegura un aporte lento de glucosa al organismo” apunta el Dr. Franch.

Por el contrario, en el Iftaar (la comida que se realiza una vez se ha puesto el sol y con la que termina el ayuno), es aconsejable comer alimentos que liberen azúcar rápidamente, como la fruta, para ayudar a recuperar el nivel glucémico, y a continuación hidratos de carbono de acción lenta. Por último, es preferible evitar alimentos con un índice alto de grasas saturadas (manteca, samosas y pakoras) o azúcares e intentar dividir las calorías en varias comidas a lo largo de las horas en las que no se ayune3,4.

Cómo reconocer una hipoglucemia

Confusión, mareo, somnolencia, aceleración del ritmo cardíaco, inquietud, dolor de cabeza, hambre, irritabilidad, sudoración y debilidad son los síntomas de hipoglucemia, uno de los principales riesgos del ayuno.

Se produce cuando el nivel de glucosa en sangre disminuye demasiado como para cubrir las necesidades del cuerpo y se debe a los largos periodos de tiempo entre las comidas y los medicamentos; de ahí la importancia de comprobar el nivel glucémico con más frecuencia durante el ayuno.

“El nivel glucémico es un parámetro metabólico de gran importancia, porque se ha visto que, cuando desciende excesivamente, el organismo no puede utilizar la glucemia como fuente de energía y debe recurrir a otras sustancias, como las grasas, que son mucho más peligrosas. Un organismo con niveles bajos de glucosa no puede ejercer la mayoría de sus funciones, por lo que el paciente puede perder el conocimiento, y sufrir convulsiones, que requieren tratamiento de emergencia” destaca el Dr. Franch.

El material informativo “Realidades del ayuno durante el Ramadán”, disponible en www.msd.es/pacientes, pone a disposición del paciente unos formularios de seguimiento de la glucemia para ayudar al paciente a mantener un control de la enfermedad y consultar con su médico ante cualquier desajuste.

Acerca de MSD

En la actualidad, MSD es un líder en el cuidado de la salud global que trabaja para contribuir al bienestar a nivel mundial. MSD es conocida como Merck & Co., Inc. en Estados Unidos y en Canadá. Mediante nuestros medicamentos, vacunas, terapias biológicas, productos de consumo y veterinarios, trabajamos con nuestros clientes operando en más de 140 países para ofrecer soluciones innovadoras de salud. También demostramos nuestro compromiso para incrementar el acceso a los servicios de salud a través de políticas, programas y colaboraciones de gran alcance. Para obtener más información visite www.msd.es

Declaraciones de futuro

Este comunicado de prensa contiene “declaraciones de futuro”, término que se define en la Ley de Reforma de Litigios de Valores Privados de Estados Unidos (1995). Estas declaraciones se basan en las creencias y expectativas actuales de la gerencia de MSD y están sujetas a riesgos e incertidumbres significativas. Si los supuestos subyacentes se demuestran incorrectos o los riesgos e incertidumbres se materializan, los resultados reales pueden diferir de los expuestos en las declaraciones de futuro.

Los riesgos e incertidumbres son, entre otros, las condiciones generales de la industria y de la competencia; factores económicos generales como el tipo de interés o las fluctuaciones del cambio de moneda; el impacto de la regulación de la industria farmacéutica y la legislación relativa al cuidado de la salud en Estados Unidos e internacionalmente; la tendencia global hacia la restricción del gasto farmacéutico; los avances tecnológicos y los nuevos productos y patentes alcanzados por la competencia; los retos inherentes al desarrollo de nuevos productos, incluida la obtención de la aprobación de los organismos reguladores; la capacidad de MSD para predecir con exactitud las condiciones futuras del mercado; las dificultades y los retrasos en los procesos de fabricación; la inestabilidad financiera de las economías internacionales y el riesgo soberano; la dependencia de la efectividad de las patentes y otras protecciones de los productos innovadores de MSD; y la exposición a litigios (incluidos los referidos a las patentes) y/o acciones normativas.

MSD no asume ninguna obligación de actualizar públicamente ninguna proyección a futuro, ya sea como resultado de nueva información, eventos futuros o de cualquier otra manera. Otros factores adicionales que podrían hacer que los resultados difieran materialmente de los que se describen en las proyecciones de futuro pueden encontrarse en la Memoria Anual de MSD de 2012 en el Formulario 10-K, y en otros documentos de la Compañía presentados ante la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) que pueden consultarse en el sitio de internet de la SEC (www.sec.gov).


Bibliografía

  1. Observatorio Andalusí. Unión de Comunidades Islámicas de España. Estudio demográfico de la población musulmana. Madrid, 2012 Diciembre; 9. Disponible en: http://oban.multiplexor.es/estademograf.pdf Consultado el: 3 de julio del 2013
  2. Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), Instituto de Salud Carlos III (Ministerio de Ciencia e Innovación), Sociedad Española de Diabetes, Federación Española de Diabetes Estudio di@bet.es. Barcelona,12 de abril de 2011. Disponible en: http://www.ciberdem.org/pdfs/Nota%20de%20prensa_Estudio%20Diabetes_Ciberdem.pdf Consultado el: 3 de julio de 2013.
  3. Al Arouj M, Assaad-Khalil S, Buse J, Fahdil I, Fahmy M, Hafez S, Hassanein M, Ibrahim. M, Kendall D, Kishawi S, Al-Madini A, Nakhi A, Tayeb K, Thomas A, Recommendations for the management of diabetes during Ramadan. Diabetes Care. August 2010; 33:8
  4. Hui E, Bravis V, Hassanein M, et al Management of people with diabetes wanting to fast during Ramadan. BMJ. June 2010;340:c3053

DIAB-1089504-0000 (creado julio 2013)