Noticias Corporativas

El papel de los medios de comunicación, clave para una respuesta eficaz ante los riesgos sanitarios internacionales

El curso ‘Periodismo en situaciones de crisis, emergencias y desastres’, organizado en el marco de la Cátedra Extraordinaria UIMP-MSD Salud, Crecimiento y Sostenibilidad

  • En el equipo básico del periodista debe haber formación, información, empatía hacia los afectados, ética y compromiso
  • Cumplir con la ética periodística y deontológica y no olvidar nunca la importancia de la veracidad y la transparencia son imprescindibles a la hora de hacer un buen periodismo

Santander, 17 de julio de 2017 – Los medios de comunicación cumplen un papel clave en situaciones de crisis, emergencias o desastres y son un instrumento eficaz para la educación sanitaria y la transmisión de mensajes y medidas preventivas en este ámbito. Asimismo, cumplir con el rigor que marca la ética periodística es imprescindible a la hora de elaborar la información en estas situaciones.

Estas son solo algunas de las afirmaciones que se han puesto sobre la mesa durante el curso ‘El papel de los profesionales en los medios de comunicación en respuesta humanitaria ante las situaciones de crisis, emergencias y desastres’, con la dirección de Indagando Televisión y celebrado en el marco de la Cátedra Extraordinaria MSD-UIMP Salud, Crecimiento y Sostenibilidad, iniciativa de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la compañía biofarmacéutica MSD.

La ponencia ‘¿Cómo se previene y controla la propagación internacional de enfermedades?’ ha corrido a cargo de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, quien ha incidido en que entender cómo ha cambiado el mundo y la sociedad y las implicaciones de estos cambios en la frecuencia y posible impacto de los riesgos sanitarios es el primer paso para poder prevenirlos y controlarlos.

Una de las ideas que se ha extraído de su conferencia es que ya no vivimos en países aislados y que, por ejemplo, el cierre de fronteras ya no es una solución para controlar la propagación de riesgos para la salud.

“La movilidad de las mercancías y personas, ya sea voluntariamente o debido a situaciones de conflicto, catástrofe natural o por razones económicas; la ocupación y uso del territorio y la mayor fragilidad de poblaciones cada vez más envejecidas; pone a la población humana en una situación de vulnerabilidad. En este contexto, la detección y comunicación precoz de riesgos y la cooperación internacional para responder eficaz y proporcionadamente ante ellos es fundamental para su prevención y control”, ha subrayado el experto.

En este sentido, Simón ha destacado al término de su intervención que “una evaluación correcta de los riesgos y la comunicación rápida y eficaz a nivel nacional e internacional son clave para una respuesta eficaz ante los riesgos de importancia internacional”.

El impacto de la información

Las cifras ayudan a entender el panorama. En julio de 2017, la población mundial es de alrededor de 7.500 millones de habitantes1. Del total, más de 98 millones de personas de 36 países diferentes se ven actualmente afectadas por emergencias naturales y conflictos armados2. Todas ellas, precisan ayuda humanitaria. Ahora bien, ¿cómo hacer buen periodismo ante una situación de crisis?

Para Miguel Ángel Rodríguez, de la Unidad de Comunicación en Emergencias de Cruz Roja, la clave pasa por la formación y la preparación. “Cuando estalla una emergencia, un buen comunicador debe tener claras las fuentes oficiales, seguir las pautas de verificación de la información, aprovechar las tecnologías para la gestión de la información y, desde luego, tratar de cubrir sobre terreno, si es posible”, ha destacado.

Es importante que el periodista sea consciente del impacto que la información que escribe puede tener sobre las personas afectadas, según se ha recalcado durante el curso que ha dado cita a profesionales que cubren todas las áreas de respuesta ante este tipo de situaciones, desde la planificación y coordinación internacional a la investigación y trabajo sobre el terreno.

Al respecto, Rodríguez ha precisado que al tratarse de informaciones sobre personas en situación de extrema vulnerabilidad, se debe intentar dimensionar el impacto de su reportaje o noticia sobre esas mismas personas. “Es necesario trabajar con las víctimas, contar sus historias, poner rostro a las cifras, pero sin que esta información exponga innecesariamente al afectado o a sus familiares”, ha incidido el especialista.

Por su parte, la periodista Rosa María Calaf ha centrado su intervención en ‘El equipo básico del periodista de emergencias y desastres’. Durante su ponencia, ha señalado que, ante una cobertura de crisis, un periodista debe llevar “en la cabeza, formación y curiosidad, humildad y respeto, flexibilidad y capacidad de adaptación... En el corazón, interés por los otros y empatía. Y, a no olvidar nunca, una buena cantidad de ética y compromiso”.

Natividad Calvente, Policy Communication & Corporate Affairs de MSD España y secretaría del curso, Ignacio González, director de Servicios Universitarios de la UIMP; y Graziella Almendral, directora del curso y directora de Indagando TV; han sido los encargados de clausurar la jornada.

Durante dos días (6 y 7 de julio) numerosos expertos representantes de diferentes instituciones tanto nacionales, como internacionales han debatido, analizado y actualizado temas, aspectos y conceptos íntimamente ligados al periodismo en situaciones de crisis, emergencias y desastres.

Los profesionales no solo han tratado de precisar cuáles son las fuentes oficiales de información y cómo acudir a ellas, cuáles son los aspectos éticos y deontológicos de la información de emergencias o cómo se previene y se controla la propagación internacional de enfermedades, sino que incluso se ha explicado con minuciosidad qué se entiende internacionalmente como desastre (“daños que exceden la capacidad de la comunidad afectada para hacer frente a dicha situación con sus propios recursos”), cuáles son las funciones principales de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA)3 o cómo ha cambiado la tendencia de las crisis humanitarias en los últimos años.

Cátedra Extraordinaria de Salud, Crecimiento y Sostenibilidad

Cátedra Extraordinaria de Salud, Crecimiento y Sostenibilidad creada por MSD y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Una iniciativa que nació hace tres años como foro de debate sobre los grandes retos del sector sanitario, contribuyendo así al desarrollo del sistema de manera sostenible. En este tiempo dentro de la Cátedra se han organizado más de 50 eventos, que incluyen encuentros, jornadas, cursos, documentos, think tanks…, con la asistencia de más de 2.000 profesionales sanitarios y la intervención de casi 200 expertos.

Sobre UIMP

La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), fundada como Universidad de Verano de Santander el 23 de agosto de 1932, es un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Su Estatuto la define como un centro universitario de alta cultura, investigación y especialización en el que convergen actividades de distintos grados y especialidades universitarias. Con once sedes en distintos puntos de España, tiene por misión difundir la cultura y la ciencia, fomentar las relaciones de intercambio e información científica y cultural de interés internacional e interregional y el desarrollo de actividades de alta investigación y especialización. A tal fin organiza y desarrolla enseñanzas de Tercer Ciclo que acredita con los correspondientes títulos oficiales de Doctor y otros títulos y diplomas de postgrado. Dentro su tradicional actividad estival en Santander, la UIMP celebrará en 2017 más de 170 cursos.

Acerca de MSD

Desde hace más de un siglo, MSD, una compañía biofarmacéutica líder mundial, inventa para la vida, proporcionando medicamentos y vacunas para resolver las enfermedades que suponen un mayor desafío a nivel mundial. MSD es una marca de Merck & Co., Inc., con sede central en Kenilworth, (Nueva Jersey, Estados Unidos). Mediante nuestros medicamentos, vacunas, terapias biológicas y productos veterinarios, trabajamos con nuestros clientes operando en más de 140 países para ofrecer soluciones innovadoras de salud. También demostramos nuestro compromiso para incrementar el acceso a los servicios de salud a través de políticas de gran alcance, programas y colaboraciones. En la actualidad, MSD está a la vanguardia de la investigación para avanzar en la prevención y el tratamiento de las enfermedades que amenazan a las personas y a las comunidades en todo el mundo - incluyendo cáncer, enfermedades cardiometabólicas, enfermedades animales emergentes, la enfermedad de Alzheimer y enfermedades infecciosas como el VIH y Ébola. Para obtener más información visite www.msd.es y nuestra cuenta en Twitter @msd_es

REFERENCIAS:

1 http://www.worldometers.info/es/ Última consulta en julio de 2017.
2 Humanitarian Funding - United Nations Coordinated Appeals (marzo 2017). Consultado 29 junio 2017. http://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/Humanitarian%20Funding%20Update_GHO_31MAR2017_0.pdf