Noticias Corporativas

Nace el proyecto "Innovando Juntos" para buscar respuestas a los retos tecnológicos de la atención sanitaria

  • El proyecto es fruto de la colaboración entre MSD, las Universidades de Málaga y Sevilla, los Parques Científico-Tecnológico Cartuja (Sevilla) y PTA (Málaga) y la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA)
  • El acto de presentación ha contado con el consejero de Economía y Conocimiento, los Rectores de las Universidades de Málaga y Sevilla, el Secretario General de Investigación, Desarrollo en Innovación en Salud y el Director Médico de MSD
  • El primer Reto de Innovación que ahora se convoca está dirigido a encontrar soluciones tecnológicas en el área de Cardiología
  • Las empresas tecnológicas pueden presentar sus ideas para resolver estos retos, y la mejor idea recibirá una dotación de hasta 15.000 euros para promover su desarrollo

Madrid, 31 de enero de 2018– La compañía biofarmacéutica MSD, las universidades de Málaga y Sevilla, los Parques Científico-Tecnológico Cartuja (Sevilla) y PTA (Málaga) y la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) han presentado el proyecto ‘Innovando Juntos’, dirigido a empresas tecnológicas del sector salud, para la co-creación de soluciones frente a los principales retos tecnológicos de la atención sanitaria.

La primera especialidad en la que se quiere buscar soluciones para los retos de gestión es la Cardiología, para lo que se lanza la convocatoria Heart Team Companion. Esta iniciativa irá seguida de la búsqueda de soluciones para otras patologías como la Diabetes o las relacionadas con la Oncología. Para ello, a través de la plataforma web www.innovandojuntos.msd, las empresas tecnológicas del sector salud podrán plantear sus propuestas hasta el 30 de marzo. Un grupo de expertos, que incluye a miembros de sociedades científicas, clínicos y profesores universitarios, seleccionará la mejor de entre todas las opciones planteadas. Para facilitar además la puesta en marcha de las soluciones seleccionadas, MSD ha dotado el proyecto con un premio de hasta 15.000 euros para cada uno de los retos de gestión convocados.

Colaboración público-privada para impulsar la innovación en la atención sanitaria

La presentación de este acuerdo de colaboración público privado ha tenido lugar en un acto oficial en la Universidad de Málaga, donde se ha presentado el primero de estos retos, en el área de Cardiología, con la presencia del consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano; el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez; el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro; el secretario general de Investigación, Desarrollo en Innovación en Salud, Rafael Solana y el director médico de MSD, Joaquín Mateos. Tras la presentación el proyecto, Eduardo de Teresa, catedrático de Cardiología, presentó el reto Heart Team Companion.

También estuvieron presentes en el acto Martín Blanco, gerente del PCT Cartuja; Adelaida de la Calle, presidenta de la Corporación Tecnológica de Andalucía y Juan José Gómez Doblas, presidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología, entre otros.

Para Joaquín Mateos, “el proyecto “Innovando Juntos’ contribuirá a la generación de soluciones tecnológicas a los retos de gestión sanitarios y es parte del compromiso de MSD con el impulso a la investigación y el desarrollo de soluciones en materia de salud siempre con el objetivo de lograr el bienestar de los pacientes”.

“MSD está comprometida con la búsqueda de soluciones a los grandes retos que enfrenta la sanidad, mientras es consciente al mismo tiempo de la complejidad de encontrar soluciones tecnológicas viables en las que todos los agentes del sistema participen. Por ello, modelos de transformación como este, que cuentan con la participación de la Administración Pública, la Universidad, las Sociedades Científicas y la empresa, pueden facilitar la identificación de las mejores soluciones posibles”, ha añadido.

Por su parte, el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha destacado la importancia de la conexión entre las universidades malagueña e hispalense y el tejido productivo con acuerdos como el alcanzado con MSD. “Es necesario generar una transferencia constante y natural de conocimiento al mundo productivo porque generan un valor económico y también social” al afrontar cuestiones como el reto cardiológico planteado. Asimismo, ha considerado interesante el enfoque interdisciplinar adoptado, una “metodología moderna de establecer retos y hacer que en su resolución colaboren personas de muy distintas disciplinas”.

Ramírez de Arellano ha señalado que el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI), está incidiendo en impulsar la I+D+i en la comunidad autónoma, con el fin de que ésta cuente con un sistema del conocimiento “competitivo y fuerte capaz de atraer inversiones y de conectar y respaldar al tejido productivo”.

A su vez, el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, se ha mostrado orgulloso de este ejemplo de colaboración entre Universidad y empresa. “La transferencia de conocimiento es uno de los pilares sobre los que trabajamos y esta experiencia refleja la estrecha colaboración que mantiene la UMA con el sector sanitario, que redundará en un avance tecnológico muy beneficioso para la práctica médica y para el paciente”.

“La obligación de una universidad pública es formar profesionales, investigar y conseguir que los resultados de esa investigación lleguen a la sociedad. Y eso es precisamente el objetivo de este proyecto, por lo que estamos muy satisfechos de haber sido elegidos para llevarlo a cabo”, ha añadido.

Por su parte, el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ha subrayado que esta manera de acercar el sector productivo al conocimiento universitario garantiza una innovación que mejore la sociedad. Prueba de su apuesta a esta operativa con retos es la experiencia previa, desde 2015, que tiene en innovación abierta con empresas como Persan, Emasesa, la Catedral de Sevilla o Siderúrgica Sevillana, siendo MSD la primera en el sector sanitario. Todas estas acciones permiten a la Universidad de Sevilla situarse a la vanguardia en transferencia al sector productivo, siendo la segunda universidad española en importes de contratos con empresas, la tercera en patentes nacionales y la primera en patentes internacionales.

Primer reto identificado: Cardiología

Para Eduardo de Teresa, director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga y catedrático de Cardiología de la Universidad de Málaga, este reto supone… “un paso más a la hora de tomar decisiones acerca de lo que es mejor para un paciente”.

“El objetivo es desarrollar una herramienta tecnológica capaz de unificar todos los datos que se deben tener en consideración para tratar una determinada patología. Hasta ahora, esos datos se recopilaban de una manera más subjetiva, con valores obtenidos del pasado y de la experiencia ya demostrada. Sin embargo, con este reto se creará una herramienta capaz de actualizar todos los datos, con lo que se gana en objetividad y en eficiencia”, ha señalado el doctor De Teresa.

Acerca de la Universidad de Málaga (UMA)

Creada en 1972, la Universidad de Málaga es una institución académica joven y dinámica. Una de sus primeras facultades fue la de Medicina. En total, cuenta con 17 centros, que ofrecen 68 titulaciones de grado, 65 masters y 22 programas de doctorado. Atiende la educación superior de algo más de 35.000 alumnos, con una apuesta constante por el desarrollo científico y la innovación como vía para aportar progreso al conjunto de la sociedad. Un ejemplo de ello es eel Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech, que se desarrolla junto a la Universidad de Sevilla. Destaca en estos años el fomento de la movilidad, el emprendimiento, la colaboración con la empresa y el esfuerzo por atraer talento internacional.

Acerca de la Universidad de Sevilla (US)

La Universidad de Sevilla fue la primera española en crear en 2004 el Vicerrectorado de Transferencia Tecnológica, para impulsar el trasvase del conocimiento adquirido en la Universidad a la empresa. Ofrecer soluciones desde el germen del conocimiento a los problemas a los que se enfrenta el sector empresarial. Y para ello ha sido imprescindible impulsar el triángulo Investigación, Desarrollo e innovación. Muchas y variadas son las herramientas con las que cuenta hoy la Universidad de Sevilla para trasladar su saber al tejido productivo andaluz. Actualmente existen en esta institución 4.120 investigadores (51% contratado y 49% funcionario) que conforman 544 grupos de investigación repartidos por todas las áreas académicas.

El pasado año se firmaron 66 patentes, de las que 32 son nacionales, 32 extensiones internacionales y dos registros de software. El número de patentes agregadas en el último decenio han colocado a la US como la tercera universidad española y la primera por extensiones internacionales. Asimismo la US dispone desde hace 10 años de la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla, que permite una gestión administrativa más ágil con las empresas.

Además la US ha potenciado en los últimos años las Cátedras de Empresa. Se trata de un patrocinio desde empresas y/o instituciones a la Universidad. Estas empresas promueven el desarrollo docente e investigador de una temática, participando conjuntamente tanto los profesionales de las empresas como los profesores investigadores de la Universidad. Actualmente funcionan 34 Cátedras.

Otra herramienta más de ese transvase del conocimiento es la creación de spin-off, es decir, empresas basadas en el conocimiento creadas por profesores universitarios. El año pasado se han creado ocho nuevas, que abarcan desde ingeniería, a matemáticas, pasando por filosofía.

Acerca de MSD

Desde hace más de un siglo, MSD, una compañía biofarmacéutica líder mundial, inventa para la vida, proporcionando medicamentos y vacunas para resolver las enfermedades que suponen un mayor desafío a nivel mundial. MSD es una marca de Merck & Co., Inc., con sede central en Kenilworth, (Nueva Jersey, Estados Unidos). Mediante nuestros medicamentos, vacunas, terapias biológicas y productos veterinarios, trabajamos con nuestros clientes operando en más de 140 países para ofrecer soluciones innovadoras de salud. También demostramos nuestro compromiso para incrementar el acceso a los servicios de salud a través de políticas de gran alcance, programas y colaboraciones. En la actualidad, MSD está a la vanguardia de la investigación para avanzar en la prevención y el tratamiento de las enfermedades que amenazan a las personas y a las comunidades en todo el mundo - incluyendo cáncer, enfermedades cardiometabólicas, enfermedades animales emergentes, la enfermedad de Alzheimer y enfermedades infecciosas como el VIH y Ébola. Para obtener más información visite www.msd.es y nuestra cuenta en Twitter @msd_es