Mente sana

Índice

  1. ¿Qué significa tener la mente sana?
  2. Consejos para tener una mente sana y equilibrada
  3. ¿Por qué es importante cuidar la salud mental?
  4. La mente es la que nos permite tomar decisiones, imaginar, memorizar, sentir, reaccionar ante estímulos físicos… Cuando la mente y el cerebro se ejercitan y “están en forma” la calidad de vida es mejor.

    ¿Qué significa tener la mente sana?

    La mente es el conjunto de capacidades relacionadas con el conocimiento, como la memoria, la imaginación, la percepción, el pensamiento, etc. La actividad mental permite llevar a cabo tres tipos de procesos: conscientes, inconscientes y procedimentales.

    Mantener un buen estado de salud implica también mantener una mente sana. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Asimismo, habla del bienestar mental como un estado en el que la persona es consciente de sus propias aptitudes y es capaz de hacer frente a las presiones diarias, lo que le permite trabajar de forma productiva y contribuir a la comunidad.

    Consejos para tener una mente sana y equilibrada

    Una mala salud física daña la mente, de la misma manera que el bienestar emocional protege la salud física. El vínculo salud física y salud mental es bidireccional. Por tanto, mantener la mente sana pasa, entre otras cosas, por mantener unos hábitos de vida saludables:

    • Mantener la mente activa mediante actividades que estimulen la actividad cerebral como, por ejemplo, leer, escribir, bailar o aprender otro idioma.
    • Fomentar las relaciones sociales y afectivas. Es importante interesarse por las cosas que ocurren alrededor, al participar en actividades de grupo o al colaborar en acciones sociales.
    • Intentar no estresarse y ver la parte positiva de las cosas. La risa es una buena técnica para combatir el estrés.
    • Practicar con regularidad ejercicio físico moderado, en función de las condiciones de salud y la edad.
    • Seguir una dieta equilibrada. Es clave evitar el sobrepeso y para ello la dieta mediterránea tradicional es la más adecuada.
    • Evitar hábitos nocivos, como el consumo de alcohol, tabaco o drogas.
    • Controlar los factores de riesgo cardio y cerebrovasculares, como la tensión arterial, la diabetes, etc.
    • Dormir bien, ya que el sueño mantiene nuestra mente y nuestro cuerpo sano.

    ¿Por qué es importante cuidar la salud mental?

    El mundo complejo en el que se vive hace que tomar buenas decisiones sea cada vez más difícil. Sin embargo, si la mente y el cerebro se ejercitan y “están en forma” la calidad de vida es mejor y la forma de pensar es más crítica, creativa e inteligente. Para ello hay que intentar ver siempre las cosas desde distintos puntos de vista, lo cual requiere el desarrollo de un hábito de reflexión, útil para tomar decisiones adecuadas.

    Pensar es una actividad del sistema cognitivo donde intervienen diferentes mecanismos y una de sus funciones más importantes es la de resolver problemas y razonar. Y para poder pensar correctamente hay que estar bien a nivel emocional.

    La manera de pensar sobre lo que ocurre cada día afecta a la forma en la que se siente y condiciona la manera de comportarse. En la vida diaria puede comprobarse, la manera en que se asume una noticia o se percibe una situación de una u otra forma según el estado emocional de ese momento. Así, un mismo suceso puede dar lugar a emociones muy diferentes según el pensamiento que se tenga.

    Es evidente que el modo de sentir es complicado de cambiar. Sin embargo, sí que se pueden favorecer los pensamientos positivos. Así, mejorarán los sentimientos y una mejor toma de decisiones.

    Pensar en positivo no implica que haya que ignorar la realidad que hay alrededor. El pensamiento positivo supone ver los problemas y reconocer su realidad, pero siendo capaz de encontrar soluciones a ese problema.

    Y son numerosas las investigaciones que constatan los beneficios de ser optimista: un mejor estado de ánimo, mayor satisfacción con la vida, éxito personal y profesional, etc. En definitiva, un bienestar físico, psicológico y social.

    Referencias:

    1. Página web avalada por la Sociedad Española de Psiquiatría https://psiquiatria.com/glosario/mente
    2. Organización Mundial de la Salud. Salud mental https://www.who.int/topics/mental_health/es/
    3. Ministerio de Sanidad. Bienestar emocional.
    4. Sociedad Española de Neurología. ¿Cómo se puede mantener el cerebro sano http://www.sen.es/saladeprensa/pdf/Link282.pdf
    5. Dormir bien. Sociedad Española de Neurología. http://www.sepsiq.org/file/Royal/DORMIR%20BIEN.pdf 
    6. La importancia de pensar. Edwin V. Ramón Jaramillo. https://www.unibe.edu.ec/wp-content/uploads/2017/08/2.3La-importancia-de-pensar_VRamn1.pdf
    7. Guías de autoayuda. Aprenda a controlar sus pensamientos negativos. Servicio Andaluz de Salud. http://www.sspa.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/contenidos/publicaciones/Datos/567/pdf/21_guia_pensamientos_negativos.pdf
    8. El potencial del pensamiento positivo. Anthony Strano. https://atraccionsubliminal.com/regalos-descargables/el-potencial-del-pensamiento-positivo.pdf
    9. Emociones positivas, pensamiento positivo, satisfacción con la vida. María del Carmen García Pérez. Facultad de Psicología. Universidad de Salamanca. https://www.redalyc.org/pdf/3498/349851777002.pdf