Cáncer de vejiga

El cáncer de vejiga se origina en la parte inferior del abdomen y puede presentarse de diversas formas. Principalmente, la alerta empieza cuando hay sangre en la orina y su tratamiento debe estar adaptado al estadio en el que se encuentre.

¿Qué es el cáncer de vejiga?

La vejiga es un órgano que se encuentra en la parte inferior del abdomen (pelvis). Se encoge o se agranda en función de la orina, producida por los riñones, que tenga que almacenar y expulsar.

Este cáncer se origina en la mayoría de los casos en las células que derivan de la mucosa que recubre el interior de la vejiga. Ocupa el noveno lugar en cuanto al número de diagnósticos de cáncer a nivel mundial.

El cáncer de vejiga puede no ser invasivo, cuando el cáncer solo se localiza en la capa interna de la vejiga y no se ha extendido a capas más profundas, o invasivo, si el cáncer se ha extendido con mayor profundidad en el órgano.

Signos del cáncer de vejiga

En la mayoría de los casos, el primer signo del cáncer de vejiga es la presencia de sangre en la orina, lo que hace que ésta a veces pueda adquirir un color naranja o rosa o, con menos frecuencia, rojo más oscuro. Si lo detectas, es importante que un médico lo examine porque también puede ser síntoma de otras enfermedades.

También se puede experimentar dolor, ardor al orinar o la necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual, entre otros cambios. Y si el cáncer está más avanzado también puede tener, entre otros: pérdida de peso o no poder orinar.

Factores de riesgo del cáncer de vejiga

Algunos de los principales factores de riesgo que incrementan el riesgo de tener este tipo de cáncer son:

  • Fumar: es el factor de riesgo más importante.
  • Edad: pues aparece con más frecuencia en personas ancianas.
  • Exposición a ciertas sustancias químicas como: tintes de anilina, ciclofosfamida o aminas aromáticas
  • Tener diabetes tipo 2.

Cáncer de vejiga: estadios y grados

Los diferentes estadios del cáncer de vejiga son:

  • Estadio 0a: el tumor se encuentra sólo en las capas celulares más internas.
  • Estadio 0is: el tumor está localizado igual que en el 0a, pero es muy maligno.
  • Estadio I: el tumor invade el tejido conectivo más profundo del revestimiento.
  • Estadio II: el tumor invade el músculo de la vejiga.
  • Estadio III: se invaden los tejidos que rodean la vejiga.
  • Estadio IV: el tumor se ha diseminado a la pared pélvica, la pared abdominal, los ganglios linfáticos o cualquier otro órgano alejado de la vejiga.

En lo que respecta al grado, este hace referencia al parecido existente entre el aspecto de las células tumorales y las células sanas que se encuentran en el revestimiento de la vejiga. Hay cuatro grados en el cáncer de vejiga:

  • Papiloma uroterial: tumor formado por células no malignas.
  • Neoplasia uroterial papilar de bajo potencial maligno:  células no malignas que suele estar cubierto de una capa engrosada de epitelio transicional.
  • Carcinoma uroterial de bajo grado: tumor maligno que crece despacio y es poco probable que se disemine.
  • Carcinoma uroterial de alto grado: tumor maligno que crece más rápido y que tiene más probabilidades de diseminarse.

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de vejiga

Para determinar la existencia o no de esta enfermedad se podrán hacer algunas pruebas o exploraciones: examen clínico, cistoscopia, citología en la orina, examen histopatológico, exploración radiológica (tomografías, resonancias). 

Después de identificar el estadío en el que se encuentre el cáncer de vejiga, las características del tumor y los riesgos para el paciente, el médico podrá decidir el tratamiento adecuado:

  • Tratamiento cáncer de vejiga sin invasión muscular: al no invadir su músculo, el objetivo principal es extirpar el tumor por completo durante lo que se conoce como resección transuretral. Algunos de los tratamientos habituales son: cistoscopia y resección transuretral, quimioterapia o cistectomía que es la técnica quirúrgica para extirpar toda o una parte de la vejiga o un quiste.
  • Tratamiento cáncer de vejiga con invasión muscular: como el tumor ha invadido y se ha extendido, el objetivo es extirpar la vejiga y los ganglios linfáticos cercanos mediante cirugía. Algunos de los tratamientos que pueden aplicarse son: cistectomía radical, quimioterapia, radioterapia o la terapia conservadora de órganos. Se elimina el tumor conservando la vejiga.
  • Tratamiento en estadio IV: ya ha invadido la pared de la pelvis o el abdomen o ha crecido más allá del abdomen llegando a órganos distantes. Algunos de los tratamientos pueden ser: quimioterapia, cirugía y radioterapia después de quimioterapia sistémica, inmunoterapias, terapias dirigidas. Los tumores uroteliales suelen albergar múltiples alteraciones genéticas subyacentes y estos tratamientos son inhibidores de alteraciones genéticas concretas.

Referencias

  1. ¿Qué es el cáncer de vejiga? [Internet]. Cancer.org. [citado el 1 de junio de 2022]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-vejiga/acerca/que-es-cancer-de-vejiga.html
  2. Signos y síntomas del cáncer de vejiga [Internet]. Cancer.org. [citado el 1 de junio de 2022]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-vejiga/deteccion-diagnostico-clasificacion-por-etapas/senales-y-sintomas.html
  3. Esmo.org. [citado el 1 de junio de 2022]. Disponible en: https://www.esmo.org/content/download/6587/114921/file/ES-Cancer-de-Vejiga-Guia-para-Pacientes.pdf