Rotavirus

11/06/2024

Comparte este post

.st0{fill:#00857C;}

Índice

  1. ¿Qué es el rotavirus y cómo se transmite?
  2. Síntomas principales del rotavirus
  3. Tratamiento recomendado para el rotavirus
  4. Consejos para prevenir las infecciones por rotavirus

¿Qué es el rotavirus y cómo se transmite?

La infección por rotavirus es una de las causas más frecuentes de gastroenteritis aguda a nivel mundial. En concreto, es una de las patologías más comunes en los niños, sobre todo entre los menores de cinco años.

Es un virus muy contagioso que se transmite por contacto con las heces de personas infectadas (transmisión fecal-oral).

El contagio puede producirse por:

  • Consumo de aguas o comidas contaminadas por heces.
  • Contacto directo con superficies u objetos infectados.
  • Contacto persona-persona (el rotavirus puede permanecer durante varias horas en las manos).

La materia fecal de la persona con rotavirus mantiene su capacidad infecciosa durante una semana. Tras el contagio, y hasta la aparición de los síntomas, el periodo de incubación de la enfermedad por rotavirus es de unos 2 días.

Síntomas principales del rotavirus

Los síntomas más habituales de la infección por rotavirus son:

  • Gastroenteritis de 3 a 8 días de duración con:

– Vómitos intensos.

– Diarrea acuosa de repetición (hasta 20 deposiciones diarias).

– Fiebre.

– Dolor abdominal.

  • Pérdida de apetito.
  • En ocasiones, los asociados a la deshidratación como orinar con menos frecuencia, no mojar el pañal, sequedad de boca y piel, mareos, llanto sin lágrimas, somnolencia o inquietud.

Mientras los síntomas sean leves o moderados se pueden controlar en casa, con el consumo adecuado de líquidos para evitar la deshidratación. Por contra, si los síntomas o la deshidratación son graves, sobre todo en lactantes, puede ser necesario el ingreso hospitalario para controlar los síntomas y reponer los líquidos perdidos.

Tratamiento recomendado para el rotavirus

No hay un tratamiento concreto para el rotavirus.

El tratamiento está basado en restituir la cantidad perdida de líquidos. Aunque esto no siempre es posible hacerlo en casa y requiere ingreso hospitalario para evitar una deshidratación severa, sobre todo en los lactantes.

Consejos para prevenir las infecciones por rotavirus

Para prevenir la infección por rotavirus, es fundamental no sólo la buena higiene de las manos, sino una higiene corporal adecuada. Lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia es una buena forma de prevenir una infección por rotavirus, sobre todo al cambiar de pañales a los lactantes y tras haber estado en contacto con juguetes y objetos contaminados.

El contenido que se proporciona en este documento es información general. En ningún caso debe sustituir ni a la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.

ES-NON-03425 (Creado: Junio 2024).