El cáncer de vejiga se origina en la parte inferior del abdomen y puede presentarse de diversas formas. Principalmente, la alerta empieza cuando hay sangre en la orina y su tratamiento debe estar adaptado al estadio en el que se encuentre.

¿Qué es el cáncer de vejiga?

La vejiga es un órgano que se encuentra en la parte inferior del abdomen (pelvis). Se encoge o se agranda en función de la orina, producida por los riñones, que tenga que almacenar y expulsar.

Este cáncer se origina en la mayoría de los casos en las células que derivan de la mucosa que recubre el interior de la vejiga. Ocupa el noveno lugar en cuanto al número de diagnósticos de cáncer a nivel mundial.

El cáncer de vejiga puede no ser invasivo, cuando el cáncer solo se localiza en la capa interna de la vejiga y no se ha extendido a capas más profundas, o invasivo, si el cáncer se ha extendido con mayor profundidad en el órgano.

Signos del cáncer de vejiga

En la mayoría de los casos, el primer signo del cáncer de vejiga es la presencia de sangre en la orina, lo que hace que ésta a veces pueda adquirir un color naranja o rosa o, con menos frecuencia, rojo más oscuro. Si lo detectas, es importante que un médico lo examine porque también puede ser síntoma de otras enfermedades.

También se puede experimentar dolor, ardor al orinar o la necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual, entre otros cambios. Y si el cáncer está más avanzado también puede tener, entre otros: pérdida de peso o no poder orinar.

Factores de riesgo del cáncer de vejiga

Algunos de los principales factores de riesgo que incrementan el riesgo de tener este tipo de cáncer son:

  • Fumar: es el factor de riesgo más importante.
  • Edad: pues aparece con más frecuencia en personas ancianas.
  • Exposición a ciertas sustancias químicas como: tintes de anilina, ciclofosfamida o aminas aromáticas
  • Tener diabetes tipo 2.

Cáncer de vejiga: estadios y grados

Los diferentes estadios del cáncer de vejiga son:

  • Estadio 0a: el tumor se encuentra sólo en las capas celulares más internas.
  • Estadio 0is: el tumor está localizado igual que en el 0a, pero es muy maligno.
  • Estadio I: el tumor invade el tejido conectivo más profundo del revestimiento.
  • Estadio II: el tumor invade el músculo de la vejiga.
  • Estadio III: se invaden los tejidos que rodean la vejiga.
  • Estadio IV: el tumor se ha diseminado a la pared pélvica, la pared abdominal, los ganglios linfáticos o cualquier otro órgano alejado de la vejiga.

En lo que respecta al grado, este hace referencia al parecido existente entre el aspecto de las células tumorales y las células sanas que se encuentran en el revestimiento de la vejiga. Hay cuatro grados en el cáncer de vejiga:

  • Papiloma uroterial: tumor formado por células no malignas.
  • Neoplasia uroterial papilar de bajo potencial maligno:  células no malignas que suele estar cubierto de una capa engrosada de epitelio transicional.
  • Carcinoma uroterial de bajo grado: tumor maligno que crece despacio y es poco probable que se disemine.
  • Carcinoma uroterial de alto grado: tumor maligno que crece más rápido y que tiene más probabilidades de diseminarse.

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de vejiga

Para determinar la existencia o no de esta enfermedad se podrán hacer algunas pruebas o exploraciones: examen clínico, cistoscopia, citología en la orina, examen histopatológico, exploración radiológica (tomografías, resonancias). 

Después de identificar el estadío en el que se encuentre el cáncer de vejiga, las características del tumor y los riesgos para el paciente, el médico podrá decidir el tratamiento adecuado:

  • Tratamiento cáncer de vejiga sin invasión muscular: al no invadir su músculo, el objetivo principal es extirpar el tumor por completo durante lo que se conoce como resección transuretral. Algunos de los tratamientos habituales son: cistoscopia y resección transuretral, quimioterapia o cistectomía que es la técnica quirúrgica para extirpar toda o una parte de la vejiga o un quiste.
  • Tratamiento cáncer de vejiga con invasión muscular: como el tumor ha invadido y se ha extendido, el objetivo es extirpar la vejiga y los ganglios linfáticos cercanos mediante cirugía. Algunos de los tratamientos que pueden aplicarse son: cistectomía radical, quimioterapia, radioterapia o la terapia conservadora de órganos. Se elimina el tumor conservando la vejiga.
  • Tratamiento en estadio IV: ya ha invadido la pared de la pelvis o el abdomen o ha crecido más allá del abdomen llegando a órganos distantes. Algunos de los tratamientos pueden ser: quimioterapia, cirugía y radioterapia después de quimioterapia sistémica, inmunoterapias, terapias dirigidas. Los tumores uroteliales suelen albergar múltiples alteraciones genéticas subyacentes y estos tratamientos son inhibidores de alteraciones genéticas concretas.

Referencias

  1. ¿Qué es el cáncer de vejiga? [Internet]. Cancer.org. [citado el 1 de junio de 2022]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-vejiga/acerca/que-es-cancer-de-vejiga.html
  2. Signos y síntomas del cáncer de vejiga [Internet]. Cancer.org. [citado el 1 de junio de 2022]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-vejiga/deteccion-diagnostico-clasificacion-por-etapas/senales-y-sintomas.html
  3. Esmo.org. [citado el 1 de junio de 2022]. Disponible en: https://www.esmo.org/content/download/6587/114921/file/ES-Cancer-de-Vejiga-Guia-para-Pacientes.pdf

Índice

  1. ¿Qué es el cáncer gástrico?
  2. Síntomas principales del cáncer gástrico
  3. Factores de riesgo del cáncer gástrico
  4. Diagnóstico y tratamiento del cáncer de gástrico
  5. El cáncer gástrico o de estómago es un crecimiento incontrolado de las células del estómago que han sufrido una alteración. Asimismo, existen diferentes tipos, para los que el tratamiento debe ser adecuado y a los que se asocian diferentes factores de riesgo. 

    ¿Qué es el cáncer gástrico?

    El cáncer gástrico es un crecimiento incontrolado de las células del estómago. Puede originarse en cualquiera de las tres capas de este órgano: la mucosa, la muscular y la serosa o el peritoneo.

    Más del 95% de los cánceres gástricos son adenocarcinomas, es decir, con un origen en las células de las glándulas de la mucosa. Existen dos subtipos principales de adenocarcinoma: el intestinal y el difuso, que se diferencian por unas características microscópicas propias reconocibles por el patólogo. 

    Mucho más infrecuente es la aparición en el estómago de linfomas, sarcomas, melanomas o tumores del estroma gastrointestinal (GIST, por sus siglas en inglés): enfermedades muy distintas al adenocarcinoma gástrico, por lo que tanto su diagnóstico y tratamientos son diferentes.

    El cáncer gástrico (adenocarcinoma) es el quinto tumor maligno más frecuente en el mundo y suele aparecer a partir de los 50 años con una frecuencia dos veces mayor en hombres que en mujeres, según datos de 2015.

    Síntomas principales del cáncer gástrico

    El cáncer gástrico, a menudo, no produce síntomas en sus etapas iniciales y, cuando los produce, estos suelen ser inespecíficos; pudiendo también quedar explicados, en ocasiones, por otras afecciones médicas: una infección viral o una úlcera estomacal, entre otras. Algunos de los síntomas descritos del cáncer gástrico son:

    • Indigestión o acidez estomacal.
    • Dolor o molestia en el abdomen.
    • Náuseas y vómitos, especialmente vomitar los alimentos sólidos poco después de haberlos consumido.
    • Diarrea o estreñimiento.
    • Hinchazón del estómago después de las comidas.
    • Pérdida del apetito.
    • Sensación de que los alimentos se atoran en la garganta al comer.

    Cuando se encuentra en una fase más avanzada, se pueden detectar otros como:

    • Debilidad y fatiga.
    • Vómitos de sangre o sangre en la materia fecal.
    • Pérdida de peso sin razón aparente.

    Factores de riesgo del cáncer gástrico

    Entre los factores de riesgo, está el desarrollo de una infección por la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori). Cuando esta infección es persistente por mucho tiempo, se asocia con inflamación y con cambios en el revestimiento interno del estómago de tipo precanceroso.  

    Entre los factores asociados al estilo de vida, pueden incluirse:

    • Ingesta elevada de alimentos que contienen nitratos o nitritos
    • Ingesta elevada de sal, incluyendo las salazones
    • El tabaco, la tasa de cáncer de estómago casi se duplica en los fumadores.

    El ejercer cierto tipo de ocupaciones también podría tener una relación con este tipo de cáncer, como es el caso de trabajadores de las industrias del metal, carbón y goma.

    Por otro lado, existen algunos trastornos genéticos que pueden aumentar ligeramente el riesgo de aparición de cáncer de estómago, como: la mutación hereditaria rara en el gen que codifica la proteína E-caderina, algunas mutaciones hereditarias que predisponen al cáncer en otras partes del cuerpo, y el tener antecedentes de cáncer de estómago en los parientes de primer grado.

    Además, algunas enfermedades o condiciones predisponentes son:

    • El reflujo gastroesofágico
    • La cirugía previa del estómago
    • Los pólipos gástricos
    • La anemia perniciosa
    • El linfoma de tejido linfático asociado con la mucosa (MALT)

    Diagnóstico y tratamiento del cáncer de gástrico

    Actualmente, el diagnóstico precoz de cáncer de estómago solo se realiza en algunos países de Oriente como Japón, donde su frecuencia es más alta. En cambio, en Occidente, debido a su baja prevalencia, no se ha demostrado eficaz realizar pruebas rutinarias en personas sanas antes de que presenten algún síntoma. Por el contrario, para realizar un diagnóstico de cáncer gástrico se siguen una serie de fases

    En primer lugar, se realizan una historia clínica y una exploración física. Después, las analíticas podrán determinar si existe anemia u orientar sobre la funcionalidad de algunos órganos, como el hígado o el riñón. En tercer lugar, y aunque no es determinante, se comprueba si existe un aumento de proteínas especificas en la sangre (marcadores tumorales) para orientar hacia la presencia de un cáncer. No obstante, conviene ser prudente, dado que no todos los cánceres producen elevación de marcadores y, por otro lado, los marcadores pueden elevarse por causas no tumorales.

    A partir de este punto, suele ser necesaria la realización de otras pruebas: la endoscopia digestiva alta, diferentes tipos de exploraciones radiológicas permiten diagnosticar el cáncer gástrico y/o estudiar su nivel de extensión como radiografía de tórax, radiografía simple de abdomen, un estudio esófago-gastro-, ecografía abdominal o abdominopélvica, escáner o TAC o CT de tórax, CT abdominal-pélvico o resonancia abdominal.  

    Asimismo, existen diferentes tratamientos disponibles para el cáncer gástrico:

    • Resección endoscópica de mucosa
    • La cirugía
      • La gastrectomía subtotal
      • La gastrectomía total
    • Colocación de una endoprótesis endoluminal
    • Terapia láser endoluminal
    • Gastroyeyunostomía
    • Quimioterapia
    • Radioterapia
    • Quimiorradioterapia
    • Terapia dirigida
    • Inmunoterapia

    Referencias:

    1. Sistema. Cáncer gástrico [Internet]. Seom.org. 2020 [citado el 2 de junio de 2022]. Disponible en: https://seom.org/info-sobre-el-cancer/estomago
    2. Lamarca Lete A, Molina Villaverde R, Navarro Expósito F, Álvarez-Mon Soto M. Cáncer de estómago. Medicine [Internet]. 2013 [citado el 2 de junio de 2022];11(25):1512–8. Disponible en: https://www.cancer.net/es/tipos-de-cancer/c%C3%A1ncer-de-estomago
    3. Esmo.org. Cáncer de estómago: una guía para pacientes. [citado el 2 de junio de 2022]. Disponible en: https://www.esmo.org/content/download/6632/115227/1/ES-Cancer-de-Estomago-Guia-para-Pacientes.pdf
    4. Causas, factores de riesgo y prevención [Internet]. Cancer.org. [citado el 2 de junio de 2022]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-estomago/causas-riesgos-prevencion.html
    5. Tratamiento del cáncer de estómago (PDQ®)–Versión para pacientes [Internet]. Instituto Nacional del Cáncer. 2022 [citado el 2 de junio de 2022]. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/estomago/paciente/tratamiento-estomago-pdq

Índice

  1. ¿Qué es el cáncer de riñón y cuáles son sus causas?
  2. Tipos de cáncer de riñón
  3. Síntomas y signos del cáncer de riñón
  4. Diagnóstico y tratamiento del cáncer de riñón
  5. Factores de riesgo del cáncer de riñón
  6. Esperanza de vida y supervivencia de los pacientes con cáncer de riñón
  7. El cáncer de riñón es una enfermedad vinculada a la edad madura, pues se suele diagnosticar a partir de los 50 años. En España, es el octavo más común y es más frecuente en hombres que en mujeres. Aunque en ocasiones no se conocen sus causas, y en otras tiene asociado una carga genética, existen una serie de factores de riesgo sobre los que se puede incidir a través de hábitos de vida saludables.

    ¿Qué es el cáncer de riñón y cuáles son sus causas?

    El cáncer de riñón, también conocido como cáncer de células renales o adenocarcinoma renal, se origina en una membrana que recubre unos pequeños tubos alojados en los riñones y que tienen como función limpiar y filtrar la sangre, eliminando las impurezas a través de la orina.

    Los riñones, órganos del tamaño aproximado de un puño y con forma de alubia, se ubican uno a cada lado de la espina dorsal, por encima de la cintura y detrás de los órganos abdominales.

    Tipos de cáncer de riñón

    En la mayoría de los casos, crece como un solo tumor dentro del riñón. En ocasiones, se pueden llegar a encontrar dos o más tumores, e incluso, que aparezcan en ambos riñones al mismo tiempo.

    El tipo más común de cáncer de riñón (9 de cada 10 son de este tipo) es el carcinoma de células renales y se puede clasificar en varios subtipos:

    • Carcinoma de células renales de tipo células claras. Este subtipo, el más común, se caracteriza por cómo lucen sus células al ser analizadas en el laboratorio: muy pálidas o claras.
    • Carcinoma de células renales de tipo células granulares (no claras): este subtipo se divise a su vez en el de células papilares y cromófobas. Además, existe un 1% que son poco comunes como el medular, quístico multicular, renal mucinoso tubular, y de células fusiformes.

    Además, existen otros tipos de cáncer renales, entre los que podemos encontrar los carcinomas de células transicionales, también conocidos como carcinomas uroteliales (que se originan en el revestimiento de la pelvis renal), los tumores de Wilms (nefroblastoma), encontrado mayoritariamente en niños, y los sarcomas renales (con origen en los vasos sanguíneos o el tejido conectivo del riñón).

    Síntomas y signos del cáncer de riñón

    El cáncer de riñón está relacionado con varios síntomas, pero puede evolucionar de forma asintomática hasta que la enfermedad se ha extendido a otros órganos, lo que puede dificultar en gran medida su diagnóstico. Por este motivo, los expertos recomiendan que si existe cualquiera de las siguientes manifestaciones se debe consultar con un médico:

    • Sangre en la orina.
    • Masa en el abdomen.
    • Dolor en un costado que no desaparece.
    • Pérdida del apetito.
    • Pérdida de peso sin razón conocida.
    • Anemia.
    • Fiebre.
    • Policitemia (aumento en la cifra de hemoglobina).
    • Hipercalcemia (nivel de calcio en sangre por encima de lo normal).

    Diagnóstico y tratamiento del cáncer de riñón

    El médico realiza varias preguntas para concretar las pruebas y por eso es probable que, además de la exploración física, no sean utilizadas todas las pruebas, sino solo alguna: análisis de sangre y orina, biopsia, exploración por tomografía computarizada, radiografía, resonancia magnética, cistoscopia.

    Si el diagnóstico es positivo, existen cinco tipos de tratamientos estándar (que se utilizan en la práctica clínica habitual) para el cáncer de riñón:

    • Cirugía: se utiliza para extraer el tumor y parte del tejido circundante. En el caso del cáncer de riñón se extirpará parte del órgano y, en ocasiones, el riñón entero, pudiendo requerir, incluso, la extracción de tejido y de los ganglios linfáticos cercanos. En ocasiones, puede ser el único procedimiento necesario.
    • Radioterapia: el tratamiento con radioterapia utiliza distintos tipos de radiación, como los rayos x, para destruir las células del cáncer o para evitar que crezcan.
    • Quimioterapia: la quimioterapia son medicamentos que se toman por la boca o que se inyectan, y que tienen como objetivo interrumpir la formación de células cancerosas, destruyéndolas o impidiendo que se multipliquen.
    • Inmunoterapia: utiliza sustancias que genera el propio cuerpo o producidas de forma artificial en un laboratorio para dirigir las defensas del organismo contra el cáncer.
    • Terapia dirigida: también conocidas como terapias diana, son fármacos capaces de identificar y eliminar de forma específica las células cancerosas, sin que su acción afecte al resto de células normales.

    Factores de riesgo del cáncer de riñón

    Entre los factores de riesgo asociados al cáncer de riñón se encuentran:

    • La edad avanzada.
    • Fumar: dobla el riesgo de desarrollar esta enfermedad y se requieren muchos años para alcanzar el nivel de riesgo de una persona que no ha fumado nunca.
    • Obesidad: el aumento del índice de masa corporal se relaciona con la formación de este tumor tanto en hombres como en mujeres.
    • Enfermedad quística renal adquirida: enfermedad que se caracteriza por la aparición de múltiples quistes en ambos riñones, hace que el riesgo sea 30 veces mayor que en aquellos que no la padecen.
    • Exposición ocupacional: la exposición a ciertos productos en el entorno laboral, como el cadmio, el asbesto y los derivados del petróleo.
    • Analgésico: el uso prolongado de algunos analgésicos (paracetamol, aspirina y fenacetina) aumenta el riesgo de cáncer de riñón.  
    • Quimioterapia: su utilización en la infancia podría tener relación con un incremento del riesgo en la vida adulta.
    • Infección crónica por virus de la hepatitis C: también se ha encontrado relación entre el aumento del riesgo y el haber padecido la infección por este virus.
    • Hipertensión: las personas con hipertensión arterial presentan un mayor riesgo de padecer cáncer de riñón, además, este no parece reducirse aun si en tratamiento de la misma.
    • Género. El cáncer de riñón es dos veces más frecuente en hombres que en mujeres.
    • Factores genéticos. Existen varios síndromes y enfermedades de carácter hereditario que se asocian al cáncer renal. Algunas de estas enfermedades son la enfermedad de von Hippel-Lindau, carcinoma renal papilar hereditario, carcinoma renal asociado a leiomiomatosis hereditaria, síndrome de Birt-Hogg-Dube (BHD), cáncer renal familiar, síndrome de Cowden o la esclerosis tuberosa.   

    Esperanza de vida y supervivencia de los pacientes con cáncer de riñón

    En el último cálculo, entre los años 2009 y 2018, las muertes debido al cáncer de riñón disminuyeron en 1% cada año.

    El porcentaje de personas que viven al menos 5 años una vez que se ha detectado el cáncer, la tasa de supervivencia a 5 años, es del 75%. Sin embargo, estas tasas se someten a diferentes factores, entre ellos: el tipo de cáncer, el tipo de células y el estadio del cáncer cuando se diagnostica por primera vez.

    Asimismo, si el cáncer de riñón se ha expandido hacia los tejidos u órganos circundantes o los ganglios linfáticos regionales, la tasa de supervivencia a 5 años es del 70%. Más aún, si se ha diseminado a una parte más alejada del cuerpo, la tasa es del 13%.

    Referencias:

    1. Sociedad Española de Oncología Médica. Cáncer renal. https://seom.org/info-sobre-el-cancer/renal?showall=1

    2. MedlinePlus. Cáncer de riñón. https://medlineplus.gov/spanish/kidneycancer.html

    3. Mayo Clinic. Cáncer de Riñón. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/kidney-cancer/symptoms-causes/syc-20352664

    4. American Cancer Society. ¿Qué es el cáncer de riñón? https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-rinon/acerca/que-es-el-cancer-de-rinon.html

    5. Instituto Nacional del Cáncer. Tratamiento del cáncer de células renales (PDQ®)–Versión para pacientes. https://www.cancer.gov/espanol/tipos/rinon/paciente/tratamiento-rinon-pdq#_198

    6. GEPAC. Causas y factores de riesgo. http://cancer-renal.org/informacion-medica/1-5-causas-y-factores-de-riesgo/

    7. American Cancer Society. Factores de riesgo. https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-rinon/causas-riesgos-prevencion/factores-de-riesgo.html

    8. American Society of Clinical Oncology (ASCO). Cáncer de riñón: diagnóstico. https://www.cancer.net/es/tipos-de-cancer/cancer-de-ri%C3%B1on/diagn%C3%B3stico

    9. American Society of Clinical Oncology (ASCO). Cáncer de riñón: Tipos de tratamiento. https://www.cancer.net/es/tipos-de-cancer/cancer-de-ri%C3%B1on/tipos-de-tratamiento

    10. Cáncer de riñón: Estadísticas. American Society of Clinical Oncology https://www.cancer.net/es/tipos-de-c%C3%A1ncer/c%C3%A1ncer-de-ri%C3%B1%C3%B3n/estad%C3%ADsticas#:~:text=La%20tasa%20de%20supervivencia%20a%205%20a%C3%B1os%20de%20las%20personas,se%20diagnostica%20por%20primera%20vez.